Nuestro parking actualmente se encuentra situado en el corazón de la ciudad condal, concretamente en el barro de Ciutat Vella. Tiene una superficie de 1.313 m2repartidos en tres plantas subterráneas de las cuales hemos destinado en especial el segundo sótano a la zona de mantenimiento, limpieza, reparación y conservación de la colección de clásicos.

Cada plaza de aparcamiento dispone de un punto de luz fluorescente con encendido individual, así como una toma de corriente, todo ello pensado para poder realizar tareas de mantenimiento y limpieza sin necesidad de mover el coche de su plaza de aparcamiento. 

La toma de corriente a su vez da servicio de 230V a un mantenedor / cargador Ferve F-2507 de baterías, que lleva incorporado cada coche con la finalidad de mantener en perfecto estado de carga la batería.

El parking dispone también de un completo sistema de vigilancia, compuesto por una treintena de cámaras de seguridad infrarrojas, con grabación permanente en un servido remoto, y visualización en directo desde varios puntos.